VIVERO DEL SOL - Coronel Pringles
LA ALEGRÍA DEL
TRABAJO ARTESANAL
EN EL VIVERO


Carlos Moreno, 07/07/2004
Hay una oculta, entrañable e inconmensurable alegría que se descubre misteriosa y devela su secreto solo activando la varita del afán interminable en la prolificidad del trabajo de las manos.
Y cuanto más es su insistencia e inagotable labor que desgasta las uñas y dedos hasta que duelen, reluce también más la mirada vivaz del artífice que ve conformada cada vez una obra sin fin cuando de tras luz observa la extensión digna de las artes que heredara de sus ancestros.
Y así le resulta al artesano siempre y ahora, sentirse dueño de sus planes y sueños, al surgir cada vez de sus labradas plantas los artilugios de su mente y de sus manos con las que junto al brillo de su naturaleza y de sus sueños de grandes logros a obtener, ambienta y construye su preciado y eterno arte.